Vote Now
Home | News | Events | Press | Contact  

About UseNewsletterMessage BoardsAction CenterAdvocateWalk to End Alzheimer’sShopDonate

Find your chapter:

search by state

In My Community
Emociones Encontradas
Text Size controlsNormal font sizeMedium font sizeLarge font size

Por Mary Salazar

Ser cuidadora de mi madre ha provocado en mí la experiencia de emociones encontradas.

Ella padece de una terrible y cruel enfermedad llamada Alzheimer. Para mí quizás a sido más duro porque como sobreviviente de cáncer, tuve que enfrentarme a muchas situaciones que nunca imagine me podrían suceder; experimente simultáneamente mi padecimiento y el de mi madre. Motivada por aquella frase que dice, “El que no vive para servir, no sirve para vivir”, y por el inmenso amor que le tengo a mi madre, me olvide de mi y me dedique a ella, pero mis esfuerzos llegaron a aquel limite humano que todos tenemos. Fueron muchas las decisiones que tuve que tomar.

Mi madre fue una mujer trabajadora, de carácter muy fuerte, imponente, muy activa y su manera particular de ser nos confundió, porque no nos dimos cuenta cuando empezó su enfermedad. Mis hermanos y yo creímos que con la edad su carácter se fue acentuando. Algunos de los cambios que mi madre empezó a experimentar me causaron mucho dolor, de pronto dejo de caminar, su agresividad aumento, su inestabilidad emocional iba en acenso, y también fueron muchas noches de desvelo porque ella no dormía. Cuando el doctor nos dio el diagnostico de “Alzheimer”, la familia se descontrolo, entramos en estado de negación, no queríamos aceptar lo que le estaba sucediendo a nuestra madre, su realidad nos dolía mucho.

Sabe Dios, mi madre y mi conciencia que di lo mejor de mí a su cuidado y hasta donde me fue posible para mantenerla en casa, pero era una cruz cada vez mas pesada que rebasaba mis esfuerzos físicos y emocionales. Tenia que cuidarme yo primero para poder cuidar de ella. Llego el día que nunca hubiera querido que llegara porque junto con mis 6 hermanos, tomamos una decisión. La decisión fue ingresarla en un centro de rehabilitación especializado. La sola idea de ingresarla fue terrible porque no hubiéramos querido hacerlo y el sentimiento de culpa nos pesa mucho, es un dolor muy grande.

Conversando con Dios entendí que no le estábamos abandonando, sino que teníamos que ponerla en manos especializadas en esa enfermedad, y con la supervisión médica de 24 horas al día, 7 días a la semana, la cual en casa no era posible. Hoy en día, mis hermanos y yo vamos a diario a visitarla y compartimos con ella los momentos que quedaran plasmados en nuestros corazones por siempre.

El pasado 6 de Abril, Doña Antonieta Salazar cumplió sus 90 primaveras, celebrando con sus hijos, nietos, bisnietos y demás familiares. Madre, perdónanos porque no nos dimos cuenta que estabas enferma, te amamos mucho y estaremos contigo hasta que Dios así lo quiera.

Quiero agradecer a nuestro “Angel to Elderly” Licet Valois, por el apoyo psicológico que nos da en el grupo de cuidadores que se reúne cada otro martes para apoyarnos mutuamente mientras yo sigo con mis emociones encontradas.


 

Join or start a team today.

Find a Walk

Washington Alaska Texas Washington Oregon California Idaho Nevada Arizona Utah Montana Wyoming Colorado New Mexico Oklahoma Kansas Nebraska South Dakota North Dakota Minnesota Iowa Missouri Arkansas Louisiana Mississippi Illinois Wisconsin Michigan Indiana Kentucky Tennessee Alabama Florida Georgia South Carolina North Carolina Virginia West Virginia Ohio Maine Pennsylvania New York Vermont New Hampshire Massachusetts Rhode Island Connecticut New Jersey onClick= Delaware Maryland Hawaii Vermont New Hampshire Massachusetts Rhode Island Connecticut New Jersey Delaware Maryland Washington D.C.
Alzheimer's Association

Our vision is a world without Alzheimer's
Formed in 1980, the Alzheimer's Association is the world's leading voluntary health organization in Alzheimer's care, support and research.