Los comportamientos agresivos pueden ser verbales o físicos. Pueden ocurrir de manera repentina, sin motivo aparente, o por situaciones frustrantes. Aunque puede ser difícil lidiar con la agresión, puede ser útil comprender que la persona con Alzheimer o demencia no actúa de esta manera con intención.

Causas

La agresión puede originarse por varios factores, como el malestar físico, los factores ambientales y la falta de comunicación. Si la persona con Alzheimer es agresiva, piense qué puede estar contribuyendo con el cambio en el comportamiento.

Malestar físico

  • ¿La persona puede expresar que siente dolor físico? Es normal que las personas con Alzheimer u otros tipos de demencia tengan infecciones del tracto urinario u otras. Debido a la pérdida de la función cognitiva, no pueden expresar ni identificar la causa del malestar físico y, por ende, es posible que lo expresen mediante la agresión física.
  • ¿La persona está cansada por falta de descanso o sueño?
  • ¿La persona tiene hambre o sed?
  • ¿Los medicamentos provocan efectos secundarios? ¿Es probable que ocurran efectos secundarios cuando las personas toman medicamentos para varias afecciones médicas?

Tratamiento de los síntomas conductuales

Las personas con síntomas conductuales deben someterse a una revisión médica exhaustiva, en especial, cuando los síntomas aparecen repentinamente. El tratamiento depende del diagnóstico cuidadoso para determinar las posibles causas y los tipos de comportamiento de la persona.

Aprende Más (en inglés)


 
Factores ambientales

  • ¿La persona está sobreestimulada con ruidos fuertes, entornos hiperactivos o desorden? Las multitudes o la presencia de desconocidos, incluso en el propio hogar, pueden sobreestimular a las personas con demencia.
  • ¿La persona se siente perdida?
  • La mayoría de las personas funcionan mejor durante cierto momento del día; generalmente, la mañana es el mejor momento. Tenga en cuenta el momento del día al programar citas o actividades. Elija el momento del día en que sabe que la persona está más alerta y puede procesar mejor la información y los entornos nuevos.

Falta de comunicación

  • ¿Sus instrucciones son simples y fáciles de entender?
  • ¿Hace muchas preguntas o dice muchas cosas a la vez?
  • ¿La persona está captando su propio estrés o irritabilidad?

Cómo responder

  • Intente identificar la causa inmediata. Piense en lo que ocurrió inmediatamente antes de la reacción que podría haber desencadenado el comportamiento.
  • Descarte el dolor como una causa del comportamiento. El dolor puede desencadenar comportamientos agresivos en las personas con demencia.
  • Observe los sentimientos, no los hechos. En lugar de enfocarse en ciertos detalles, tenga en cuenta las emociones de la persona. Identifique los sentimientos debajo de las palabras o acciones.
  • No se altere. Sea positivo y tranquilice a la persona. Hable despacio y con un tono suave.
  • Limite las distracciones. Examine el entorno de la persona y adáptelo para evitar situaciones similares.
  • Pruebe una actividad relajante. Utilice música, masajes o ejercicios para que la persona se calme.
  • Desvíe la atención hacia otra actividad. La situación o actividad inmediata puede haber provocado la respuesta agresiva sin intención. Intente hacer otra cosa.
  • Tómese un descanso. Si la persona está en un entorno seguro y usted tiene la posibilidad de retirarse y estar un momento a solas, hágalo.
  • Garantice la seguridad. Asegúrese de que la persona y usted están seguras. Si la persona no puede calmarse, pídale ayuda a otros. Siempre llame al 911 en situaciones de emergencia. Si llama al 911, asegúrese de indicarle a los socorristas que la persona tiene demencia y que eso provoca el comportamiento agresivo.